La manzanilla: calmante y tranquilizante

El nombre de la manzanilla deriva del latín kamai melón que significa manzana de tierra, ya que su aroma es muy parecido al aroma de las manzanas recién cortadas. Durante siglos los herbalistas han recomendado el aceite de manzanilla en compresas para calmar abcesos e inflamaciones, cólicos, combatir nervios y fiebre y para ayudar a conciliar un sueño relajado y profundo.

Nativa del sur y oeste de Europa y partes de Asia, actualmente crece en el este de Europa, Egipto y Norteamérica. La extracción de su aceite se realiza mediante el método de destilación a vapor dando como resultado un aceite de aroma dulce, cálido y herbal.Presenta las características fisicas de la margarita, con pétalos blancos y centro amarillo. Su aceite es de color azul verdoso intenso debido a su alto contenido de azuleno, un componente que se produce durante el proceso de destilación y que posee un importante poder desinflamatorio.

Algunos de los problemas para los que resulta util la manzanilla son por ejemplo:

Problemas nerviosos: a diferencia de otros tranquilizantes no posee efectos secundarios ni causa adicción. Por su efecto ansiolítico es ideal en casos de insomnio y para quienes sufren de pesadillas. Se aconseja también para calmar dolores de cabeza y para personas con presión sanguinea elevada por nervios. Su acción antidepresiva ayuda a aliviar sentimientos de depresión, irritabilidad y estrés.

Bebés y niños: durante siglos las madres lo usaron para cuidar a sus niños, combatir fiebres, calmar cólicos y aliviar el dolor de encias por la salida de los dientes. Actualmente se recomienda para tratar costra láctea y minimizar la irritabilidad y el nerviosismo en niños hiperactivos.

Problemas femeninos: alivia desórdenes femeninos como menstruaciones dolorosas, síndrome premenstrual y problemas menopáusicos.

Problemas de circulación: Su acción calmante, relajante y desinflamatoria ayuda a calmar el dolor por golpes, articulaciones o tendones inflamados, esguinces, músculos sobre-exigidos, artritis y reumatismo.

Piel: Gracias a su acción humectante, desinflamatoria y calmante de irritaciones está indicada para aliviar el malestar provocado por psoriasis, caspa, edemas, acné, eczema, dermatitis y quemaduras solares.

Otros: ayuda a calmar el dolor provocado por hemorroides y combate infecciones urinarias.

Medicina alternativa, medicina tradicional o un poco de cada una? Quieres opinar sobre ello? Hazlo aquí

| |

.

 

Comentarios de los lectores

Hay un comentario para “La manzanilla: calmante y tranquilizante”

  1. on 30 Nov 2011 at 23:53sandra reyes

    tengo un niño de 2 años quisiera saber sies bueno darle mansanilla en te es un bebe irritante grita llora y no se deja ni habla a todo el mundo le molesta cuando alguien lo va a consentir se pone agresivo y griton que mas le puedo dar o como lo trato para que cambie y sea juicioso

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.