Tiempo para uno mismo

Tiempo para uno. Tiempo para relajarse de la rutina cotidiana, del estrés y las preocupaciones. Un baño caliente, una ducha refrescante, un masaje relajante… ¿Quién no quisiera tener un spa en su casa?

Vivimos corriendo de un lado a otro, siempre obligadas a cumplir horarios. Debemos tener la casa perfecta, corrre detrás de los niños, el trabajo o el estudio.

Pero tal vez debamos recordar cada tanto que no somos máquinas. Respetar nuestros tiempos y necesidades es esencial para sentirnos bien y seguir desempeñándonos con salud en la vida cotidiana.

Concurrir a un spa es algo gratificante pero no siempre posible y los preciuos muchas veces no están al alcance de nuestro bolsillo.Pero con creatividad y ganas y un poquito de tiempo para nosotros, podemos convertir nuestro propio hogar en un spa.

Lo primero que debes hacer es mentalizarte sobre la importancia de darte un tiempo exclusivo para ti. Si tienes niños trata de dejarlos al cuidado de alguien y aprovecha la salida que tu marido tenía planificada desde hace tiempo con sus amigos.

Una vez elegido el espacio para cuidarse y ya sola, debes tener la firme determinación de que en ese tiempo no habrá teléfono, timbre, vecino ni perro que pueda interrumpirte. Este tiempo debe estar absolutamente destinado a ti, a descansar y ocuparte de tu cuerpo.

Te tomas tu tiempo para ti misma? Deja tu comentario y cuéntanos cómo lo haces

| |

.

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.