Terapias energéticas: magnoterapia

El efecto de los imanes fue utilizado hace siglos por Cleopatra, quien se colgaba uno sobre la frente para conservar intacta su belleza.

De acuerdo con sus propiedades, los imanes sirven para aliviar la rigidez de los músculos y las articulaciones y para combatir los dolores corporales en forma instantánea. Esta terapia consiste en la aplicación de imanes de distintas intensidades en puntos específicos del cuerpo.

El polo norte del imán alivia los dolores de las llagas, las pústulas y los forúnculos. Sirve asimismo para sanar las heridas y para detener las infecciones. En cambio, el polo Sur propaga el calor y potencia y reduce la inflamación aliviando el dolor corporal.

Generalmente se utiliza un solo polo del imán cuando la enfermedad se encuentra en una pequeña zona del cuerpo.En estos casos, el imán se aplica sobre la piel sin ejercer presión. Cuan la afección es mas extendida, se usan ambos polos, que se ubican casi siempre, sobre las palmas de las manos o en las plantas de los pies.

Quieres dejar algún comentario sobre esta terapia ? Hazlo aquí

| |

.

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.