Los famosos antioxidantes

Son sustancias que previenen o demoran la oxidación de otras sustancias.Lo hacen interactuando con los radicales libres (moléculas que poseen uno o más electrones libres en sus órbitas externas). El antioxidante tiene una estructura quimica apropiada para reaccionar facilmente con un radical libre y prolonga la vida de las células debido a que la oxidación es la causa del envejecimiento de las mismas. El antioxidante se sacrifica para que el radical libre no ataque la célula. Cada órgano del cuerpo es atacado por diferentes radicales libres por lo que se necesitan distintos tipos de antioxidantes para proteger los diferentes sistemas del cuerpo.

Los efectos de los antioxidantes no se notan en forma inmediata sino a lo largo del tiempo. Principalmente puede advertirse menos fatiga física e intelectual, mayor resistencia a enfermedades infecciosas, mejor cicatrización, menor deterioro de funciones a pesar de la edad (vista, oído, función sexual, memoria, concentración) y mejor aspecto de la piel y sus anexos ( cabellos y uñas).

Los antioxidantes que tienen mayor importancia nutricional y metabólica son por ejemplo:

Beta caroteno (Provitamina A): posee una función antioxidante por su capacidad de atrapar el oxigeno protegiendo las células nerviosas (cerebro, órganos de los sentidos y sistema nervioso periférico) (vegetales verdes y amarillos,crucíferas, damascos y duraznos, ajo, perejil, zanahoria, hígado)

Acido ascórbico (Vitamina C): Es una vitamina hidrosoluble que favorece la defensa del plasma, inhibe la oxidación de las lípidos , regenera la vitamina E, protege los capilares sanguineos y neutraliza los efectos del tabaco (vegetales verdes, perejil, cítricos, kiwi, tomates, mate, rosa mosqueta, brotes de soja).

Tocoferol (Vitamina E): Previene la oxidación de las grasas y es uno de los principales protectores de las membranas celulares y lipoproteínas contra la acción de los radicales libres. Aumenta su acción en presencia del Zinc (cereales integrales, avena arrollada, legumbres, germen de trigo, semillas y oleaginosas).

Acido fólico: Vitamina hidrosoluble. Es necesario para la producción y protección de glóbulos rojos y participa en la formación de diversos cofactores que intervienen en la síntesis de aminoácidos del sistema nervioso (Naranjas, hígado, arroz integral, cebada, soja, maní, brócoli, lentejas, garbanzos, vegetales de hojas verdes).

Coenzima Q 10: protege las membranas celulares, principalmente en la piel y en el sistema nervioso. Favorece la acción de la vitamina E (pescado de mar).

Zinc: mineral que interviene en el metabolismo de la Vitamina E necesario para la síntesis de proteínas y del colágeno promoviendo al aumento de las defensas del sistema inmunológico y la curación de heridas, aumenta la agudeza del sabor y del olfato y protege el hígado de los daños químicos (pescados, legumbres, yema de huevo, hongos, girasol, porotos de soja, avellanas, almendras, nueces).

Selenio: Interviene como cofactor de enzimas importantes en la prevención de los efectos del alcohol y el tabaco (Arroz integral, ajo, cebolla, salmón, atún, lácteos).

Glutatión: formado por ácido glutámico, cisteína y glicina, muy abundante en los tejidos. Participa neutralizando radicales libres en el interior de las células.(Espárragos, nueces, frutas carnosas, pescado).

Sin duda hay muchos recursos médicos y prácticos para cuidar nuestra salud y vernos bien, pero hacemos caso, nos informamos y nos cuidamos? Deja tu opinión aquí

| |

.

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.